Tomate y acido urico: una receta para bajar sus niveles

La verdad acerca del tomate y acido urico es que estos vegetales están libres de purinas (principales responsables del acido urico alto), y la receta que les presentaré a continuación está probada para reducir el ácido úrico.

Tomate y acido urico: advertencia antes de preparar esta receta

Muchas personas con acido urico alto evitan los tomates, alegando que causan la gota. Hay dos posibles efectos del tomate sobre en el organismo:

  1. Provoca una reacción alérgica
  2. Tiene un efecto reductor sobre el ácido urico

Una reacción alérgica puede causar una respuesta inflamatoria que podría agravar la gota. Si usted tiene este tipo de alergia, se debe evitar esta receta. Además, el tomate no debe ser ingerido si sufre cálculos renales, ya que tiene un alto contenido de ácido oxálico, que si está contraindicado si tiene piedras en los riñones. Es frecuente la aparición de cálculos renales cuando se tiene el ácido urico alto, razón por la cual surgió el mito de que el tomate es malo para esta condición.

Tomate y acido urico: Estudio sobre este vegetal

Un estudio se realizó con una receta de tomate, el cual demostró que el consumo diario de esta receta reduce el ácido úrico; aunque la reducción es mínima, de sólo 1 a 1.2mg/dL. Esta caída en los niveles de acido urico podría ser suficiente para causar que algunos cristales de urato empiecen a disolverse.

Es importante que tenga presente que la receta de tomate provoca la misma reacción que cualquier medicamento reductor del ácido úrico: cuando los cristales se disuelven, se puede desencadenar un ataque de gota. Por esta razón, a muchos pacientes en tratamiento para reducir el ácido úrico, también se les dan medicamentos para aliviar el dolor.

Tomate y acido urico: Receta de Gazpacho para la gota

Los tomates constituyen aproximadamente la mitad de esta receta de gazpacho. Hay miles de recetas de gazpacho diferentes. Esta es muy sencilla, basada en un experimento que demostró que las recetas con altas cantidades de antioxidantes pueden reducir el ácido úrico.

En el experimento, el gazpacho se sirvió en dos porciones de 250 ml como un aperitivo en la mañana y en la tarde. Una merienda saludable entre comidas hace menos probable que llene el plato a la hora de comer, y menos probabilidades que tenga hambre después de haber terminado de comer.

Esta es la receta original, pero usted puede adaptarla a su gusto. Personalmente, me gusta añadir una o dos cucharaditas de Tabasco o salsa de chile para mejorar el sabor, al igual que los antioxidantes. La receta alcanza para un litro, que tendrá una duración de dos días si se come dos bocadillos al día.

Ingredientes del Gazpacho

  • 2 tomates grandes
  • 3 rodajas de pepino de tamaño estándar
  • 1 pimiento pequeño, puede ser menor a 1/2 taza
  • Media cebolla picada
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de sal al gusto
  • 4 cucharaditas de aceite de oliva extra virgen
  • 4 cucharaditas de vinagre de vino
  • 1 cucharadita de azúcar al gusto
  • 3/4 de taza de agua; use más o menos para una sopa más espesa o rala

Preparación

  • Lavar y cortar todas las verduras.
  • Coloque las verduras picadas en la licuadora con todos sus líquidos. Licue hasta que quede suave.
  • Añadir sal y azúcar al gusto.
  • Vierta la mezcla en un recipiente hermético, selle y refrigere toda la noche para infundir los sabores.
  • Sirva un cuarto de la sopa como un aperitivo a media mañana y a media tarde.

Con esta receta podrá comprobar que el tomate y acido urico no son enemigos, como lo indica el mito. Al contrario, esta receta de tomate le ayudará a mejorar su condición. Recuerde no consumirla si tiene cálculos renales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>