La gota y la hiperuricemia: ¿Qué son y cómo se relacionan?

Si bien la gota y la hiperuricemia tienen mucho en común, varían el uno del otro. La gota es una enfermedad que se caracteriza por niveles anormalmente altos de ácido úrico en la sangre, ataques recurrentes de inflamación en las articulaciones (artritis), depósitos de tofos (bultos duros de cristales de ácido úrico) en y alrededor de las articulaciones, disminución de la función renal y la presencia de cálculos renales.

La hiperuricemia es el alto nivel de ácido úrico en la sangre, causada ya sea por sobreproducción de ácido úrico en el cuerpo o por la menor eliminación de ácido úrico del cuerpo. Casi dos terceras partes del urato corporal total se produce en el cuerpo, mientras que sólo un tercio proviene de fuentes dietéticas de purina. Los riñones excretan aproximadamente 70 por ciento del urato producido diariamente y los intestinos eliminan el resto.

La baja excreción de ácido úrico del cuerpo es la principal causa de la hiperuricemia y, aunque esta puede indicar un riesgo para la gota, la relación entre las dos condiciones no está clara. Muchas personas con hiperuricemia nunca desarrollan gota y, por el contrario, muchas personas que sufren de gota tienen bajos niveles sanguíneos de ácido úrico.

¿La gota y la hiperuricemia están relacionadas?

Existe una investigación en curso para analizar la relación entre la gota y la hiperuricemia. Ciertamente la conexión está allí. Los altos niveles de ácido úrico en la sangre provocan depósitos de cristales en las articulaciones, dando como resultado ataques de gota. Sin embargo, sólo una pequeña parte de las personas con hiperuricemia desarrolla la gota. Esto significa que la condición de la gota puede existir en una persona sin que sus niveles de ácido úrico en sangre sean elevados.

Lo que si se concluyó es el hecho de que los altos niveles de ácido úrico no son la única causa de un ataque de gota. Con frecuencia, los cambios drásticos en los niveles de ácido úrico (ya sea que aumenten o disminuyan) preceden a los ataques agudos de gota. Además, el metabolismo (que se hereda) parece afectar la tendencia a desarrollar gota de manera significativa.

Factores en el tratamiento de la gota y la hiperuricemia

Varios factores han sido estudiados en relación con el tratamiento de la gota, como el manejo de la presión arterial y la función renal en personas que sufren de esta condición. Se ha reportado que el consumo de grandes cantidades de proteína animal aumenta ligeramente el riesgo de la gota. En el pasado, la proteína animal era considerada la causa principal de la gota. Se ha demostrado que la ingesta adecuada de calcio ayuda a proteger contra los ataques de gota.

Nuevos medicamentos y el uso de aspirina

Se están desarrollando nuevos medicamentos para aumentar la eliminación de ácido úrico en la orina (benzobomarona) y disminuir los niveles de ácido úrico en la sangre (PEG-uricasa). Estos medicamentos están siendo evaluados en ensayos clínicos. Otro medicamento que se está considerando para la gota es la aspirina. Se ha notado que la aspirina aumenta el nivel de ácido úrico en la sangre (importante en la gota), pero muchas personas están siendo prescritas con aspirina como medio para prevenir un ataque cardiaco y derrame cerebral. Si bien es cierto que ciertas dosis de aspirina pueden aumentar los niveles de ácido úrico en la sangre (ya que impide la excreción de ácido úrico por los riñones) este factor sólo aplica cuando la aspirina se toma en dosis altas. Tomada en dosis muy bajas, la aspirina tiene poco efecto sobre los niveles de ácido úrico. Sin embargo, ya que dosis moderadas a altas de aspirina pueden afectar los niveles de úrico en la sangre, la gente que tiene gota o hiperuricemia deben evitarla.

Como podemos ver, existe una relación entre la gota y la hiperuricemia, pero los niveles de acido urico alto no conducen a la gota necesariamente. Un punto que no se puede negar, es que una forma para evitar la gota es evitar los niveles altos de ácido úrico en la sangre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *