¿Qué son las purinas y cual es la importancia para su salud?

Las purinas son sustancias naturales que se encuentran en todas las células del cuerpo, y en prácticamente todos los alimentos. La razón de su presencia generalizada es simple: las purinas aportan una parte de la estructura química de los genes y los genes de plantas y animales. Un número relativamente pequeño de los alimentos, sin embargo, contienen cantidades concentradas de purinas. En su mayor parte, estos alimentos altos en purinas también son alimentos ricos en proteínas, y estos incluyen carnes de órganos como el riñón, los pescados como la caballa, el arenque, las sardinas y mejillones, y también la levadura.

Las purinas se metabolizan en ácido úrico

Cuando las células mueren y se reciclan, las purinas en su material genético también se descomponen. El ácido úrico es el producto químico que se forma cuando las purinas se descomponen por completo. Es normal para el ácido úrico ser formado en el cuerpo a partir de la descomposición de purinas. En nuestra sangre, por ejemplo, el ácido úrico sirve como antioxidante y ayuda a prevenir daños en el revestimiento de los vasos sanguíneos, por lo que un suministro continuo de ácido úrico es importante para la protección de nuestros vasos sanguíneos.

Debido a una variedad de circunstancias los niveles de ácido úrico en la sangre y otras partes del cuerpo pueden llegar a ser demasiado altos. Dado que los riñones son responsables de ayudar a mantener los niveles sanguíneos de ácido úrico en equilibrio, los problemas de riñón pueden dar lugar a la acumulación excesiva de ácido úrico en diversas partes del cuerpo. La ruptura excesiva de células también puede causar el aumento de ácido úrico. Cuando el ácido úrico se acumula, los cristales de ácido úrico (llamados cristales de urato monosódico) pueden llegar a ser depositados en nuestros tendones, articulaciones, riñones y otros órganos. Esta acumulación de cristales de ácido úrico se llama artritis gotosa, o simplemente “gota”.

Las purinas y la salud

En general, queremos purinas en nuestra dieta. Como se mencionó anteriormente, nuestros cuerpos pueden convertir purinas en ácido úrico, una sustancia que puede ayudar a proteger nuestros vasos sanguíneos del daño y que es un producto reciclado común cuando nuestras células mueren.

Sin embargo existen condiciones poco comunes, en que el metabolismo de las purinas en el cuerpo se interrumpe. Mientras que la investigación en esta área no es concluyente, muchos profesionales de la salud sugieren un chequeo médico del metabolismo de purinas cada vez que se presenten otros problemas, sobre todo en niños y bebés, que no pueden ser fácilmente explicados. Estos problemas incluyen anemia, retraso del desarrollo, autismo, parálisis cerebral, sordera, epilepsia, la susceptibilidad a infecciones recurrentes, y la incapacidad para caminar o hablar.

El efecto de la cocción en purinas

La investigación en la cocción y contenido de purinas es muy limitada. Los estudios animales en este campo han demostrado cambios definidos en el contenido de purinas después de la cocción y asado de carne de hígado de res, el abadejo y los champiñones. Sin embargo, aunque estos procesos de cocción afectan el contenido de purina, la naturaleza de los cambios no es clara.

Por un lado, hervir alimentos altos en purinas  puede causar la descomposición de los componentes que contienen purina (llamados ácidos nucleicos) y eventualmente liberar purinas para la absorción. Por ejemplo, en algunos estudios con animales, donde ratas fueron alimentadas con alimentos cocinados contra alimentos crudos, los animales que comieron alimentos cocinados experimentaron una mayor absorción y excreción de los compuestos relacionados con la purina.

De esta evidencia, es tentador concluir que preparar alimentos altos en purinas en realidad aumenta el riesgo de purinas. Por otro lado, cuando los alimentos se hirvieron, algunas de las purinas se liberaron en el agua y se perdieron (porque el agua en la que la comida fue hervida se descartó después de la cocción). A partir de esta evidencia, la conclusión exactamente opuesta tendría sentido: la cocción de purinas altas reduce el riesgo de purina.

Gota: evita llegar a la cuarta etapa de esta enfermedad

La gota es una forma de artritis. Es tan dolorosa que algunos pacientes reportan que es tan grave como la fractura de un hueso largo. Puede ser tan grave que usted requiera un viaje a la sala de emergencias para aliviar el dolor.

Los síntomas se caracterizan por:

  • Episodios súbitos y severos de dolor
  • Sensibilidad
  • Enrojecimiento
  • Rigidez e hinchazón de las articulaciones afectadas

Una de las enfermedades más antiguas conocidas, la gota no es simplemente causada por el exceso de acido urico en la sangre, como algunos creen equivocadamente. La genética puede desempeñar un papel importante. Lo mismo ocurre con otros factores de riesgo como la obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes y enfermedad renal. En general, los hombres experimentan su primer ataque entre los 40 y 55 años. Esta condición es menos común en las mujeres y casi siempre les afecta después de la menopausia.

Usualmente el primer ataque de gota no es el último

Aproximadamente el 60 por ciento de pacientes con gota experimentaran un segundo ataque durante el mismo año. El 78 por ciento de los pacientes tendrán otro ataque en los próximos dos años. Mientras que pueden pasar meses -o incluso años – antes de sufrir otro ataque, cuando este se da puede ser más grave que el anterior, y con más frecuencia dura más.

La buena noticia es que los síntomas de la gota son manejables si trabaja en colaboración con su médico, y si tiene una comprensión básica de la causa y cómo tratarla con éxito. Además, a través del monitoreo y tratamiento adecuados, es posible evitar episodios dolorosos y daños en las articulaciones a largo plazo. De hecho, si combina la medicación y ajusta su dieta y estilo de vida, esta enfermedad a menudo puede ser controlada completamente.

Síntomas de la gota

La gota ocasionalmente puede ser difícil de diagnosticar porque los síntomas imitan otras condiciones. Para confirmar el diagnóstico, un profesional médico tomará una muestra de líquido de la articulación inflamada y la analizará en el laboratorio. Si un paciente tiene esta condición, se hará evidente la presencia de cristales de urato. Sin embargo, la ausencia de cristales no descarta por completo el diagnóstico de esta condición.

Los síntomas a menudo se dan en la articulación del dedo gordo del pie, pero puede afectar otras articulaciones como:

  • Empeine
  • Tobillo
  • Talón
  • Rodilla
  • Tendón de Aquiles
  • Muñeca
  • Dedos
  • Codo

Etapas de la gota

Hay cuatro etapas que los médicos profesionales utilizan para clasificar la gravedad de la gota en un paciente. Con un manejo adecuado de los estilos de vida y medicamentos, es posible evitar las últimas etapas y con ello sus consecuencias para la salud del individuo.

Etapa 1 – Hiperuricemia asintomática

Características:

  • Niveles elevados de ácido úrico
  • No hay síntomas
  • El tratamiento no suele ser necesario.

La mayoría de personas tendrán niveles elevados de ácido úrico, o hiperuricemia, durante muchos años antes de su primer ataque. Muchas personas con ácido úrico elevado nunca tendrán un ataque. El riesgo de un ataque aumenta a medida que aumenta el nivel de ácido úrico.

Etapa 2 – Ataque agudo

Características:

  • Un ataque de gota lo despierta en la noche por el dolor intenso e hinchazón en la articulación
  • El dolor desaparece (incluso sin tratamiento) después de 3 a 10 días
  • Este es el momento de ver a un médico para obtener un tratamiento adecuado y descartar otra forma de artritis como causa del dolor en la articulación.
  • Durante meses o años puede no ocurrir otro ataque

Etapa 3 – Intervalo intercrítico

Características:

  • Período libre de síntomas entre los ataques
  • Funcionamiento normal de las articulaciones
  • Consulte con su médico para:
    • Determinar si los medicamentos que está tomando pueden agravar la condición
    • Revisar la dieta
    • Evaluar la ingesta de alcohol y si hay necesidad de eliminarlo de su dieta
    • Evaluar el IMC (índice de masa corporal) y si hay necesidad de perder peso
    • Discutir las opciones terapéuticas para prevenir o tratar los ataques futuros.

Por desgracia, si se ignora esta etapa se darán ataques de gota con mayor frecuencia. A pesar de que no tenga síntomas en un momento determinado, la inflamación tiende a agravarse. Un bajo nivel de  inflamación puede estar asociado con riesgos de enfermedad cardíaca y derrame cerebral.

Etapa 4 – Gota tofácea crónica

Características:

  • Esta es la etapa de la gota crónica
  • Se produce la deformidad y destrucción del hueso y cartílago afectados
  • Posible daño renal
  • Se activa un proceso inflamatorio destructivo.

Como se puede observar, la gota e hiperuricemia tienen una relación muy estrella. Por dicha, con la debida atención médica y el tratamiento adecuado, la mayoría  de los pacientes no progresan a esta etapa avanzada de gota.

La gota y la hiperuricemia: ¿Qué son y cómo se relacionan?

Si bien la gota y la hiperuricemia tienen mucho en común, varían el uno del otro. La gota es una enfermedad que se caracteriza por niveles anormalmente altos de ácido úrico en la sangre, ataques recurrentes de inflamación en las articulaciones (artritis), depósitos de tofos (bultos duros de cristales de ácido úrico) en y alrededor de las articulaciones, disminución de la función renal y la presencia de cálculos renales.

La hiperuricemia es el alto nivel de ácido úrico en la sangre, causada ya sea por sobreproducción de ácido úrico en el cuerpo o por la menor eliminación de ácido úrico del cuerpo. Casi dos terceras partes del urato corporal total se produce en el cuerpo, mientras que sólo un tercio proviene de fuentes dietéticas de purina. Los riñones excretan aproximadamente 70 por ciento del urato producido diariamente y los intestinos eliminan el resto.

La baja excreción de ácido úrico del cuerpo es la principal causa de la hiperuricemia y, aunque esta puede indicar un riesgo para la gota, la relación entre las dos condiciones no está clara. Muchas personas con hiperuricemia nunca desarrollan gota y, por el contrario, muchas personas que sufren de gota tienen bajos niveles sanguíneos de ácido úrico.

¿La gota y la hiperuricemia están relacionadas?

Existe una investigación en curso para analizar la relación entre la gota y la hiperuricemia. Ciertamente la conexión está allí. Los altos niveles de ácido úrico en la sangre provocan depósitos de cristales en las articulaciones, dando como resultado ataques de gota. Sin embargo, sólo una pequeña parte de las personas con hiperuricemia desarrolla la gota. Esto significa que la condición de la gota puede existir en una persona sin que sus niveles de ácido úrico en sangre sean elevados.

Lo que si se concluyó es el hecho de que los altos niveles de ácido úrico no son la única causa de un ataque de gota. Con frecuencia, los cambios drásticos en los niveles de ácido úrico (ya sea que aumenten o disminuyan) preceden a los ataques agudos de gota. Además, el metabolismo (que se hereda) parece afectar la tendencia a desarrollar gota de manera significativa.

Factores en el tratamiento de la gota y la hiperuricemia

Varios factores han sido estudiados en relación con el tratamiento de la gota, como el manejo de la presión arterial y la función renal en personas que sufren de esta condición. Se ha reportado que el consumo de grandes cantidades de proteína animal aumenta ligeramente el riesgo de la gota. En el pasado, la proteína animal era considerada la causa principal de la gota. Se ha demostrado que la ingesta adecuada de calcio ayuda a proteger contra los ataques de gota.

Nuevos medicamentos y el uso de aspirina

Se están desarrollando nuevos medicamentos para aumentar la eliminación de ácido úrico en la orina (benzobomarona) y disminuir los niveles de ácido úrico en la sangre (PEG-uricasa). Estos medicamentos están siendo evaluados en ensayos clínicos. Otro medicamento que se está considerando para la gota es la aspirina. Se ha notado que la aspirina aumenta el nivel de ácido úrico en la sangre (importante en la gota), pero muchas personas están siendo prescritas con aspirina como medio para prevenir un ataque cardiaco y derrame cerebral. Si bien es cierto que ciertas dosis de aspirina pueden aumentar los niveles de ácido úrico en la sangre (ya que impide la excreción de ácido úrico por los riñones) este factor sólo aplica cuando la aspirina se toma en dosis altas. Tomada en dosis muy bajas, la aspirina tiene poco efecto sobre los niveles de ácido úrico. Sin embargo, ya que dosis moderadas a altas de aspirina pueden afectar los niveles de úrico en la sangre, la gente que tiene gota o hiperuricemia deben evitarla.

Como podemos ver, existe una relación entre la gota y la hiperuricemia, pero los niveles de acido urico alto no conducen a la gota necesariamente. Un punto que no se puede negar, es que una forma para evitar la gota es evitar los niveles altos de ácido úrico en la sangre.

Alimentos ricos en purinas: cuide su dieta y evite enfermedades

Debido a que el acido urico se forma a partir de la descomposición de las purinas, las dietas que evitan los alimentos ricos en purinas se utilizan para ayudar a tratar enfermedades como la gota en la que se deposita ácido úrico excesivo en los tejidos del cuerpo. La dieta promedio diaria para un adulto contiene aproximadamente 600-1000 mg de purinas.

Investigaciones recientes han demostrado que el impacto de las purinas de origen vegetal es muy diferente al de los efectos de las purinas de origen animal, y que dentro de la familia de las purinas animales, las que provienen del pescado y la carne son diferentes a las purinas de origen lácteo. Las investigaciones han demostrado que las purinas de la carne y el pescado incrementan el riesgo de contraer gota, mientras que las purinas de las verduras y los productos lácteos disminuyen el riesgo. En resumen, esta investigación epidemiológica (en decenas de miles de hombres y mujeres) pone de manifiesto que todos los alimentos ricos en purinas no son iguales, y que las de origen vegetal son mucho más seguras que las purinas de la carne y el pescado en términos de contraer la gota.

En un caso de gota severa o avanzada, los dietistas a menudo indican a las personas reducir la ingesta diaria de purinas de 100 a 150 miligramos. Una porción de 3,5 oz de algunos alimentos ricos en purinas puede contener hasta 1,000 miligramos del mismo. Estos alimentos son la anchoa, el arenque, el riñón, el hígado, la caballa, extractos de carne, carne picada, los mejillones, las sardinas y la levadura

Alimentos ricos en purinas

Alimentos ricos en purinas con niveles muy altos (hasta 1.000 mg por porción de 3,5 oz)

Las anchoas, los cerebros, riñones, hígado, sardinas, mollejas.

Alimentos ricos en purinas con niveles altos a moderados (5-100 mg por porción de 3,5 oz)

Espárragos, tocino, carne, pescado azul, el caldo, la lengua la pantorrilla, las carpas, la coliflor, pollo, sopa de pollo, bacalao, cangrejo, pato, ganso, halibut , jamón, frijoles, cordero, lentejas, habas, langosta, setas, cordero, frijoles, avena, ostras, guisantes, habas, la perca, cerdo, conejo, salmón, ovejas, marisco, Pargo espinacas, callos, trucha, atún, pavo, ternera, carne de venado.

Alimentos ricos en purinas con niveles moderados a bajos (5-50 mg por porción de 3,5 oz)

Los espárragos, coliflor, pollo, frijoles, habas, setas, alubias, harina de avena, salmón guisantes, espinacas y atún.

Si usted no está en riesgo de gota u otros problemas de salud relacionados con el metabolismo, aunque coma 10 porciones de los alimentos ricos en purinas con niveles moderados a bajos (5-50 mg por porción de 3,5 oz) no sobrepasarán los niveles de purinas recomendados. Incluso si  usted ha sido colocado en una dieta baja en purinas en la que no puede consumir más de 150 miligramos, usted debe ser capaz de consumir una porción de 3,5 onzas por día, sin sobrepasar el límite de 150 miligramos para su dieta general.

No hay ninguna razón para evitar las versiones crudas o cocidas de alimentos ricos en purinas. Si a usted se le ha pedido que siga una dieta estricta baja en purinas debido a la artritis gotosa, tendrá que seguir las recomendaciones de su médico, y es probable que se le pida que limite el consumo de alimentos de origen animal, el pescado, y las lentejas.

Cuando se trata de los vegetales moderadamente altos en purinas, tales como los espárragos, los guisantes o las espinacas, no hay ninguna razón para evitar estos alimentos en forma cruda, siempre que mantenga el tamaño adecuado de las porciones y dentro de las pautas que su médico le indica. En una proporción de 2- 50 mg por porción, podrá comer estos alimentos ricos en purinas para alcanzar un total de 100 – 150 mg por día.

Hiperuricemia: ¿tiene ácido urico alto en su sangre?

La hiperuricemia es un exceso de ácido úrico en la sangre. Este compuesto pasa por el hígado, y entra en el torrente sanguíneo. La mayor parte se excreta (removido de su cuerpo) en la orina, o pasa a través de sus intestinos para regular los niveles “normales”.

Los niveles normales de ácido úrico son 2,4-6,0 mg / dl (mujeres) y 3,4 a 7,0 mg / dl (hombres). Los valores normales varían de un laboratorio a otro.

También es importante saber que los niveles de ácido úrico en sangre se miden a través de las purinas. Estas son compuestos que contienen nitrógeno, que se forman dentro de las células de su cuerpo (endógenas) o provienen del exterior (exógena) por medio de alimentos que contienen purina. Las purinas se descomponen en acido urico. Los niveles elevados de esta sustancia por exceso de purinas pueden acumularse en los tejidos y formar cristales. Esto puede causar hiperuricemia en la sangre.

La hiperuricemia puede producirse cuando el nivel en la sangre se eleva por encima de 7 mg / dl. Esto puede conducir a problemas de salud como cálculos renales y gota (acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones, especialmente en los dedos de los pies y las manos).

¿Qué causa la hiperuricemia?

Las causas de altos niveles de ácido úrico (hiperuricemia) pueden ser primarias (aumento de los niveles debido a la purina) y secundarias (niveles altos debido a otra enfermedad o afección). A veces, el cuerpo produce más acido urico de lo que es capaz de excretar.

Las causas de niveles altos son:

Hiperuricemia primaria

  • Aumento de la producción de ácido úrico debido a un exceso de purinas
  • Sus riñones no pueden eliminar el ácido úrico en la sangre, resultando en altos niveles

Hiperuricemia secundaria

  • Ciertos tipos de cáncer o agentes quimioterapéuticos pueden causar un aumento de la velocidad de rotación de la muerte celular. Esto es generalmente debido a la quimioterapia, pero los altos niveles de acido urico pueden ocurrir antes que la quimioterapia sea administrada.
  • Después de la quimioterapia, a menudo hay un aumento rápido en la destrucción celular y el síndrome de lisis tumoral puede ocurrir. Usted puede estar en riesgo de síndrome de lisis tumoral si recibe quimioterapia para ciertos tipos de leucemia, linfoma o mieloma múltiple, y si hay una gran cantidad de enfermedad presente.
  • La enfermedad de riñón – esto podría ocasionar que no sea capaz de eliminar el ácido úrico de su sistema, lo que provoca hiperuricemia.
  • Los medicamentos pueden causar aumento de los niveles de acido urico en la sangre
  • Condiciones endocrinas o metabólicas, ciertas formas de diabetes o acidosis pueden causar hiperuricemia
  • Niveles elevados de ácido úrico pueden producir problemas renales. Las personas pueden vivir muchos años con niveles elevados de esta sustancia, y no desarrollan la gota o la artritis gotosa (artritis significa “inflamación de las articulaciones”). Sólo alrededor del 20% de las personas con niveles elevados de acido urico desarrollan gota, y algunas personas con esta enfermedad no tienen niveles elevados en forma significativa en su sangre.

¿Cuáles son algunos síntomas de la hiperuricemia que deben vigilarse?

  • Puede que no tenga ningún síntoma.
  • Si sus niveles de ácido úrico en la sangre son significativamente elevados, y está recibiendo quimioterapia para la leucemia o el linfoma, es posible que tenga síntomas de problemas renales o artritis gotosa por altos niveles en la sangre.
  • Usted puede tener fiebre, escalofríos, fatiga.
  • Puede sufrir de gota si los cristales de acido urico se depositan en sus articulaciones.
  • Usted puede tener problemas en los riñones (causada por la formación de cálculos renales), o problemas urinarios.

Recomendaciones para tratar la hiperuricemia

  • Asegúrese de informar a su médico acerca de cualquier medicamento que esté tomando (incluso los de venta libre, vitaminas o remedios a base de hierbas).
  • Mencione a su médico o profesional de la salud si tiene antecedentes de diabetes, problemas de hígado, riñón, o enfermedad cardíaca.
  • Siga las instrucciones de los profesionales de la salud con respecto a la reducción de su nivel de ácido úrico en la sangre y el tratamiento de la hiperuricemia. Si sus niveles en sangre son muy elevados, le pueden recetar medicamentos para disminuir los niveles a un rango seguro.
  • Si usted tiene el nivel de acido úrico elevado en la sangre, y su médico piensa que usted podría estar en riesgo de sufrir gota o cálculos renales, trate de comer una dieta baja en purinas.
  • Manténgase bien hidratado, beber de 2 a 3 litros de agua por día, a menos que se le indique lo contrario.
  • Tome todos sus medicamentos para la hiperuricemia según las indicaciones.
  • Evite la cafeína y el alcohol, ya que pueden contribuir con problemas de hiperuricemia.
  • Evite los medicamentos, como los diuréticos de tiazida (hidroclortiazida) y los diuréticos de asa (como la furosemida). Además, los medicamentos como la niacina, y las dosis bajas de aspirina (menos de 3 gramos por día) pueden agravar los niveles de ácido úrico. No tome estos medicamentos o aspirina a menos que un profesional de la salud que conozca su condición se lo diga.
  • Si experimenta síntomas o efectos secundarios, especialmente si son severos, asegúrese de hablar con su equipo de atención médica. Ellos pueden recetarle medicamentos y / u ofrecerle otros consejos que sean eficaces para controlar este tipo de problemas.

Cuando llamar a su médico

  • Dolor localizado en la articulación (especialmente la articulación de los dedos), que es de color rojo e inflamado.
  • Dificultad para respirar, dolor en el pecho o malestar; debe ser evaluado inmediatamente.
  • Si siente que el corazón late más rápido (palpitaciones).
  • Tiene un sangrado que no se detiene después de unos minutos.
  • Cualquier nuevo sarpullido en la piel – especialmente si usted ha iniciado algún medicamento nuevo.

Estos son algunos de los aspectos generales acerca de la hiperuricemia. Recuerde que usted debe hacerse un examen de sangre periódico para evitar cualquier problema con el ácido úrico elevado.

Alcohol y acido urico: un estudio que afirma su relación

¿Quiere conocer la relación entre alcohol y acido urico? En un estudio reciente investigadores estadounidenses siguieron a 47.150 hombres de 40 a 75 años durante más de 12 años, examinando sus hábitos de consumo (la cantidad de gramos de alcohol que consumen por día). Ninguno de los hombres tenía gota o acido urico alto en el principio. Los investigadores documentaron 730 casos confirmados de incidentes de gota entre los hombres en el doceavo año. En comparación con los hombres que no beben alcohol, el riesgo de desarrollar gota o acido urico alto aumenta con la cantidad de alcohol que la persona está consumiendo.

Niveles de riesgo relativo

Los niveles de riesgo relativo (RR) de sufrir gota o acido urico alto según el consumo de alcohol es el siguiente:

  • Menos de una bebida estándar al día: 1.32 RR
  • 1 a 2 bebidas estándar al día: 1.49 RR
  • 2 a 3.7 bebidas estándar al día: 1.96 RR
  • Más de 3.7 bebidas estándar al día: 2.53 RR

En Canadá una bebida estándar equivale a 13.5 gramos de alcohol. En los EE.UU son 14 gramos de alcohol y en el Reino Unido son 7.9 gramos.

Alcohol y acido urico alto

En comparación con otras bebidas alcohólicas, los investigadores encontraron que beber cerveza mostró la mayor asociación con el riesgo de sufrir gota o acido urico alto (12 onzas por día causa un riesgo relativo fue 1.49).

El tomar licores como el brandy, whisky, ginebra, vodka, etc., también fue significativamente asociado con el desarrollo de la gota o acido urico alto, pero el riesgo fue menor comparado con la cerveza (el RR multivariado por bebida por día fue de 1.15).

Vino y acido urico

La buena noticia para los amantes del vino, es que este licor tiene un riesgo relativo bajo (RR por porción de 4 onzas por día fue de 1.04). El estudio señala que no parecía haber una asociación entre el consumo de dos vasos de 4 oz de vino al día y el desarrollo de gota o acido urico alto, independientemente de si los hombres estaban bebiendo vino tinto o blanco. Sin embargo, se reconoce que algunos tipos de vinos tintos y cervezas de malta contienen purinas o oxypurinas, que conducen a una mayor carga de purina (lo que es un causante de gota).

¿Por qué el alcohol produce acido urico alto?

El estudio observa que la relación de consumo de alcohol y el desarrollo de la gota se produce en un número de maneras:

  • Mientras el alcohol se metaboliza, parte de él se descompone en lactato que contribuye a la retención de urato (la versión salina del ácido úrico)
  • Algunos vinos tintos y cervezas de malta contienen purinas o oxypurinas, que conducen a un aumento de la carga de purinas (las purinas son los componentes de ciertos alimentos que se metabolizan en ácido úrico)
  • El alcohol puede contribuir a la obesidad que se asocia con una deficiencia al eliminar el acido urico del cuerpo

¿Por qué beber cerveza produce gota?

La cerveza contiene purinas. La purina se descompone en ácido úrico, y la cerveza tiene un contenido alto de purinas.

Aunque el exceso de comida se asocia con los ataques de gota, la relación entre alcohol y acido urico es mucho mayor.

Tomate y acido urico: una receta para bajar sus niveles

La verdad acerca del tomate y acido urico es que estos vegetales están libres de purinas (principales responsables del acido urico alto), y la receta que les presentaré a continuación está probada para reducir el ácido úrico.

Tomate y acido urico: advertencia antes de preparar esta receta

Muchas personas con acido urico alto evitan los tomates, alegando que causan la gota. Hay dos posibles efectos del tomate sobre en el organismo:

  1. Provoca una reacción alérgica
  2. Tiene un efecto reductor sobre el ácido urico

Una reacción alérgica puede causar una respuesta inflamatoria que podría agravar la gota. Si usted tiene este tipo de alergia, se debe evitar esta receta. Además, el tomate no debe ser ingerido si sufre cálculos renales, ya que tiene un alto contenido de ácido oxálico, que si está contraindicado si tiene piedras en los riñones. Es frecuente la aparición de cálculos renales cuando se tiene el ácido urico alto, razón por la cual surgió el mito de que el tomate es malo para esta condición.

Tomate y acido urico: Estudio sobre este vegetal

Un estudio se realizó con una receta de tomate, el cual demostró que el consumo diario de esta receta reduce el ácido úrico; aunque la reducción es mínima, de sólo 1 a 1.2mg/dL. Esta caída en los niveles de acido urico podría ser suficiente para causar que algunos cristales de urato empiecen a disolverse.

Es importante que tenga presente que la receta de tomate provoca la misma reacción que cualquier medicamento reductor del ácido úrico: cuando los cristales se disuelven, se puede desencadenar un ataque de gota. Por esta razón, a muchos pacientes en tratamiento para reducir el ácido úrico, también se les dan medicamentos para aliviar el dolor.

Tomate y acido urico: Receta de Gazpacho para la gota

Los tomates constituyen aproximadamente la mitad de esta receta de gazpacho. Hay miles de recetas de gazpacho diferentes. Esta es muy sencilla, basada en un experimento que demostró que las recetas con altas cantidades de antioxidantes pueden reducir el ácido úrico.

En el experimento, el gazpacho se sirvió en dos porciones de 250 ml como un aperitivo en la mañana y en la tarde. Una merienda saludable entre comidas hace menos probable que llene el plato a la hora de comer, y menos probabilidades que tenga hambre después de haber terminado de comer.

Esta es la receta original, pero usted puede adaptarla a su gusto. Personalmente, me gusta añadir una o dos cucharaditas de Tabasco o salsa de chile para mejorar el sabor, al igual que los antioxidantes. La receta alcanza para un litro, que tendrá una duración de dos días si se come dos bocadillos al día.

Ingredientes del Gazpacho

  • 2 tomates grandes
  • 3 rodajas de pepino de tamaño estándar
  • 1 pimiento pequeño, puede ser menor a 1/2 taza
  • Media cebolla picada
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de sal al gusto
  • 4 cucharaditas de aceite de oliva extra virgen
  • 4 cucharaditas de vinagre de vino
  • 1 cucharadita de azúcar al gusto
  • 3/4 de taza de agua; use más o menos para una sopa más espesa o rala

Preparación

  • Lavar y cortar todas las verduras.
  • Coloque las verduras picadas en la licuadora con todos sus líquidos. Licue hasta que quede suave.
  • Añadir sal y azúcar al gusto.
  • Vierta la mezcla en un recipiente hermético, selle y refrigere toda la noche para infundir los sabores.
  • Sirva un cuarto de la sopa como un aperitivo a media mañana y a media tarde.

Con esta receta podrá comprobar que el tomate y acido urico no son enemigos, como lo indica el mito. Al contrario, esta receta de tomate le ayudará a mejorar su condición. Recuerde no consumirla si tiene cálculos renales.

Remedios caseros para el acido urico

Cada día el costo de las medicinas aumenta, razón por la cual muchas personas están buscando remedios caseros para el acido urico. Esto también aplica para trastornos como la artritis y la gota. A diferencia de la idea que nos han vendido acerca de los remedios caseros para el acido urico, estos son efectivos si se realizan con constancia.

Las plantas medicinales y las hierbas han sido utilizados por los seres humanos desde hace miles de años. A través de siglos de prueba y error, los remedios naturales se han convertido en un arte, y la ciencia aprende cada día más de la medicina natural. En la búsqueda de remedios caseros para el acido urico no es necesario ir más allá de nuestras casas y tiendas de comestibles.

Tratamiento con remedios caseros para el acido urico

Para planificar un régimen que utilice remedios naturales para el acido urico, hay que tener en cuenta que esta enfermedad se origina de la acumulación de acido urico en el organismo, es cual es un sub-producto de la descomposición natural de la proteínas en las células, es decir, está directamente relacionada con nuestra alimentación.

Tomando en cuenta lo anterior, la mayoría de los problemas por acido urico alto, como los ataques de gota, pueden evitarse siguiendo algunas pautas simples. Si es importante recalcar que aunque los remedios caseros para el acido urico son efectivos a mediado o largo plazo, si una persona tiene un dolor intenso asociado a una crisis, se requiere de atención médica inmediata. Recuerde que los remedios caseros para el acido urico no se pretenden sustituir el consejo y el tratamiento de un médico, pero si le ayudarán mucho a evitar el dolor.

Hay que ser paciente al tomar remedios caseros para el acido urico

Los remedios caseros para el acido urico y la gota, incluyen suplementos de hierbas, la dieta, y los ajustes en las actividades de la vida diaria. Por esa razón, es un proceso que debe realizarse continuamente para ver los resultados.

Es recomendable elevar la articulación afectada y descansar tanto como sea posible durante las fases agudas. La aplicación de una bolsa de hielo puede ayudar a aliviar el dolor si se aplica en sesiones de 10 o 20 minutos cada hora.

Mucha gente cree equivocadamente que los medicamentos como el ibuprofeno (Advil, Motrin) son para el dolor solamente. No es así. Estos son medicamentos anti-inflamatorios que tratan la causa del dolor, que es la inflamación de las articulaciones.

Los antiácidos orales pueden ayudar a mantener una base alcalina en la química del cuerpo. Una vez que el dolor disminuye, estirar suavemente la articulación ayuda a mantener el rango de movimiento de la articulación. Estas son las bases de los remedios caseros para el acido urico.

El secreto está en la alimentación

Recordando que el ácido úrico viene de la purina, y esta proviene de las proteínas que usted consume, el control de estas en su dieta es clave en los remedios caseros para acido urico. Los alimentos ricos en purinas usualmente son ricos en proteínas y se deben evitar en cantidades excesivas. A pesar de lo anterior, todas las fuentes de purina no deben ser omitidas de la dieta por completo.

Para reducir los niveles de ácido úrico hay que evitar los alimentos como las vísceras (hígado, etc.), mariscos, productos de levadura, alcohol (especialmente cerveza), aves de corral y verduras como los espárragos y los champiñones por nombrar algunos. Otro remedio casero para el acido urico alto o gota es optar por los hidratos de carbono complejos como pan, papas, pasta y alimentos ricos en fibra. Evita los alimentos ricos en proteínas y grasa.

Un alimento muy utilizado en los remedios caseros para el acido urico son las bayas rojas y azules, como las cerezas y las fresas, además de granos enteros, nueces y semillas. Las frutas y verduras le ayudarán a mantener los niveles de ácido úrico en control. También se recomienda tomar mucha agua. Los expertos recomiendan beber mínimo 2 litros de agua para la hidratación diaria para ayudar a la excreción de ácido úrico por medio de las vías urinarias.

Suplementos vitamínicos y hierbas

Los estudios clínicos recientes concluyeron que los suplementos vitamínicos y de hierbas son importantes remedios caseros para el acido urico. Las vitaminas son eficaces por una variedad de razones. Por ejemplo, la vitamina C y complejo B ayudan a descomponer el ácido úrico (pero consulte con un médico primero si hay una historia de enfermedad renal).

Una dieta baja en purinas es deficiente de vitamina E por lo que su sustitución es necesaria para la reparación celular y la salud en general.

El suplemento herbario Garra del Diablo es eficaz en la respuesta antiinflamatoria como inhibidores de COX-2. Como parte de los remedios caseros para el acido urico, la Garra del Diablo se encuentra disponible en forma de comprimidos y de la tintura, así como en forma de té.

Otros remedios caseros para el acido urico o la gota también pueden ser las bebidas como la ortiga, el té de cola de caballo, rábano picante y jugo de perejil que estimulan al cuerpo para excretar el ácido úrico, eliminando las acumulaciones de las articulaciones. Las hojas de Birch, y las semillas de apio y mostaza también eliminan el ácido úrico en el sistema.

Entre las comidas, la bromelina, un derivado de la piña, es otra poderosa fuente anti-inflamatoria que es muy utilizada en los remedios caseros para el acido urico.

Hay una gran cantidad de remedios naturales, como cataplasmas y baños, que ayudan a aliviar los síntomas del acido urico alto o la gota, que incluyen muchos de los ingredientes a base de hierbas mencionadas anteriormente. También se puede añadir la hierba de San Juan, manzanilla, miel y consuelda. Como se puede observar, hay una gran variedad de opciones disponibles en cuanto a remedios caseros para el acido urico.

Acido urico alto y su relación con varios problemas de salud

El acido urico (de los alimentos consumidos) se produce en el hígado y se excreta por los riñones (sale del cuerpo en la orina). Es un compuesto orgánico de carbono, nitrógeno, oxígeno e hidrógeno. El acido urico es el producto final cuando el cuerpo crea y utiliza la energía para sus diversas funciones (respiración, circulación sanguínea, la digestión de los alimentos y nutrientes, la eliminación de residuos a través de la orina y las heces, y la regulación de la temperatura). El acido urico alto se produce cuando este compuesto no puede ser pasado a través de la orina, lo cual produce graves problemas de salud médicos.

La prueba del acido urico alto

Una prueba de acido urico en sangre o de orina  evalúa la cantidad de acido urico en el cuerpo. Los valores normales están entre: Hombre : 2,1 – 8,5 mg / dl y la Mujer: 2,0 a 6,6 mg / dL (es ligeramente mayor en los ancianos). Es recomendado cuatro horas antes de la prueba (preferible 24 horas) dejar de tomar cualquier droga, alcohol, aspirina, cafeína o cualquier otro tipo de sustancias que pueden afectar negativamente el resultado de la prueba.

Consecuencias del acido urico alto

El acido urico alto puede causar que se formen cristales en las articulaciones, lo que lleva a la inflamación y el dolor característico de la gota. Además, los cristales pueden formar piedras en los riñones, lo cual puede dañar este órgano. Otros problemas relacionados con la salud como consecuencia del acido urico alto incluyen: diabetes, envenenamiento por plomo, insuficiencia renal (pérdida de la capacidad de los riñones para eliminar los residuos y concentrar la orina), Hypoparathyroidsm (Una condición en la cual el cuerpo produce muy poca hormona tiroidea, que es importante para regular el calcio y el fósforo en los huesos y la sangre), preclampsia (Después de la vigésima semana de embarazo, la hipertensión arterial y proteína en la orina, pueden dar lugar a un parto prematuro), la leucemia y las enfermedades cardiovasculares.

Los niveles inferiores a los normales de acido urico puede deberse a:

  • La enfermedad de Wilson: trastorno hereditario poco común en la cual se producen cantidades excesivas de cobre en el cuerpo, causando una variedad de efectos como la enfermedad hepática y daño al sistema nervioso
  • Síndrome de Fanconi: una condición donde no hay suficientes glóbulos rojos en la sangre, y como consecuencia se produce una anemia hemolítica (cantidad insuficiente de oxígeno que se encuentra en los glóbulos rojos)
  • Esclerosis múltiple: afecta el sistema nervioso central que causa debilidad muscular y otras enfermedades debilitantes, incluyendo la fatiga y problemas visuales

Alimentos prohibidos para el acido urico alto

Ciertos alimentos hacen que los riñones produzcan el acido urico, como: las anchoas, las sardinas, los riñones de carne, extractos de carne, arenque, mollejas, las vieiras, la caballa, y la salsa. Otras fuentes, menos prominentes de alimentos incluyen: Las aves de corral, coliflor, espinaca, champiñones, guisantes verdes, guisantes secos, avena, salvado de trigo, germen de trigo, carne de res, y los espárragos. Los vegetarianos tienen un menor nivel detectable de acido urico.

Relación del acido urico alto y el deterioro cognitivo

En enero de 2007, en la revista Neuropsycholgy, publicada por la American Psychological Association (APA), un investigador de la Johns Hopkins y la Universidad de Yale Medical School, descubrió un vínculo entre el acido urico alto en la sangre y el deterioro cognitivo en personas mayores o de edad avanzada. Los investigadores examinaron los niveles de acido urico en adultos que tenían de 60 a 92 años. Las personas que tenían el acido urico alto obtenían las puntuaciones más bajas en las pruebas de velocidad de procesamiento mental, memoria verbal y memoria de trabajo (además de otras pruebas como: resonancia magnética cerebral , y el examen físico). Los investigadores añadieron a la ecuación las variables de la edad, sexo, peso, raza, educación, la diabetes, la hipertensión, el tabaquismo y el abuso o dependencia del alcohol.

El autor principal de la investigación, el Dr. David Schretien dijo: “Podría ser útil para los médicos de atención primaria preguntarles a los adultos mayores con acido urico alto sobre cualquier problema que puedan estar teniendo con su forma de pensar”. También el Dr. Schretien dijo: “el nivel de acido urico aumenta con la edad, aunque la razón detrás de esto no es del todo clara. La etapa final de la función renal (del riñón) aumenta el riesgo de disfunción cognitiva y demencia en adultos mayores, lo que sugiere el acido urico alto puede potencialmente convertirse en un valioso marcador biológico para todos los problemas cognitivo en la vejez.”

Por otra parte, los investigadores descubrieron una relación entre el acido urico alto y el daño vascular en el cerebro. Los autores del plan de estudios buscaron más estudios para examinar cómo los medicamentos, tales como allopurinolcan o ibuprofeno ayudan a reducir el acido urico alto en las personas mayores, y así evitar el desarrollo de los déficits cognitivos leves que suelen preceder la demencia. Por otra parte, se intenta determinar qué aspectos del acido urico alto y su producción ayudan o perjudican el sistema nervioso. Algunos factores  conocidos que producen acido urico alto en la sangre incluyen: el consumo de alcohol, el ayuno, dieta de hambre, y el ejercicio vigoroso.

Si sufre de acido urico alto, es recomendable que siga una dieta para bajar las purinas en su sangre.

Dieta para acido urico alto – alimentos recomendados y prohibidos

Comúnmente, una dieta para acido urico alto se receta para el tratamiento de la gota u otras enfermedades relacionadas con niveles elevados de acido urico en la sangre. Estas condiciones de salud usualmente provocan la inflamación de las articulaciones, lo que causa un dolor muy severo.

El acido urico se produce naturalmente en nuestro cuerpo como subproducto de la metabolización de dos sustancias: las proteínas y las purinas. En la mayoría de los casos, la condición afecta el dedo gordo del pie, pero también puede afectar a las rodillas, las muñecas y las manos. Para combatir la gota y problemas relacionados con acido urico alto, es esencial tener una buena dieta para acido urico alto, es decir, minimizar considerablemente la ingesta de proteínas y las purinas.

Alimentos que se deben eliminar en una dieta para acido urico alto

La dieta para acido urico alto, más conocida como la dieta para el tratamiento de la gota, implica la exclusión de ciertos alimentos que se sabe que empeoran los problemas de acido urico alto en la sangre. Mantenerse alejado de este tipo de alimentos puede reducir la inflamación de las articulaciones y ayudan a minimizar o hasta eliminar los síntomas. Evitar los alimentos que elevan los niveles de acido urico en la sangre, es una manera simple para aliviar el dolor de forma natural. Los alimentos que deben evitarse se explican a continuación:

Alcohol

El alcohol, si se consume aún en pequeñas cantidades, pueden contribuir al empeoramiento de la gota o los problemas de acido urico alto. Esto es porque al analizar varias bebidas alcohólicas (cerveza, vino, etc.) se demostró que estas contienen altos niveles de purina, aumentando así el contenido de acido urico en el organismo. Así que una persona que tenga este tipo de enfermedad, debe excluir el alcohol como parte de su dieta para acido urico alto. Si esta recomendación no se sigue, el dolor de las articulaciones se puede agravar.

Alimentos ricos en proteínas

Los alimentos ricos en proteínas son ricas en purinas, así que no deben incluirse en su dieta para acido urico alto. El pescado, productos de aves de corral (pollo), huevos, etc., son algunos de los alimentos que vienen en la lista de alimentos ricos en proteínas. Incluso las verduras como el brócoli, la espinaca, las lentejas, los aguacates y los espárragos son alimentos ricos en proteínas, por lo tanto deben ser evitados.

Alimentos altos en azúcar

Algunas personas que piensan que el consumo de bebidas sin alcohol es una de las maneras de deshacerse del acido urico a través de la orina, pero se encuentran completamente equivocadas. Esto se debe a que las bebidas gaseosas contienen altas cantidades de azúcar, y estudios recientes sugieren que las personas que consumen grandes cantidades de este tipo de bebidas, también tienen una probabilidad muy alta de sufrir ataques de gota o problemas de acido urico alto en la sangre. Los jugo de frutas azucaradas, alimentos altos en azúcar como pasteles y galletas, así como frutas ricas en fructosa (naranjas) puede empeorar el dolor articular prexistente.

Alimentos que se deben incluir en una dieta para acido urico alto

Existen alimentos que reducen los niveles de acido urico en el cuerpo, así que deben ser consumidos a diario. Comer alimentos bajos en purinas le ayudará a controlar esta enfermedad. Los alimentos que se mencionan a continuación forman una parte integral de la dieta para acido urico alto.

Alimentos altos en potasio

Una dieta con alto contenido en potasio es otra forma efectiva para aliviar el malestar asociado con la gota o los niveles altos de acido urico en la sangre. Los estudios demuestran que la ingesta adecuada de potasio puede aumentar la excreción de acido urico. Una de las mejores fuentes de potasio son el banano y el tomate.

Productos Lácteos

Los enfermos de gota o con niveles altos de acido urico deben ser muy cuidadosos con la elección de este tipo de productos, ya que son altos en proteínas. Los productos lácteos recomendados son el queso bajo en grasa, el yogurt, y la leche desnatada.

Cerezas

Las cerezas contienen altas cantidades de vitamina C y potasio, que ayudan a reducir los niveles de acido urico en el cuerpo. Las antocianinas, un flavonoide natural, se encuentran en altas cantidades en las cerezas. Además, esta fruta tiene propiedades anti-inflamatorias, lo que ayuda a reducir el dolor y la hinchazón. Beber jugo de cereza también puede ayudar a aliviar el dolor.

Agua

Para fomentar la eliminación de acido urico, es fundamental beber mucha agua. El aumento de la ingesta de agua ayuda al cuerpo a limpiar el exceso de acido urico por la orina. Este es uno de los mejores remedios caseros que se pueden hacer maravillas para disminuir los síntomas de gota.

Junto con una buena dieta para acido urico alto, debe asegurarse de que su peso corporal sea adecuado. Perder el exceso de peso y mantenerse en un peso saludable es necesario para controlar el dolor de la gota u otras enfermedades relacionadas con los niveles elevados de acido urico. Los estudios muestran que el sobrepeso aumenta los problemas relacionados con estos tipos de enfermedad. El ejercicio, como caminar, puede ayudar a mejorar la flexibilidad en las articulaciones, así como reducir el peso. Si realiza ejercicio y come una buena dieta para acido urico alto, su problema pronto disminuirá o hasta desaparecerá.